There will be Tears [Demetrius Lawrence]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

There will be Tears [Demetrius Lawrence]

Mensaje por Demetrius Lawrence el Sáb Mar 29, 2014 5:04 pm





Nadie se mete con lo mío


Demetrius Lawrence
19 años ✖ Masculino ✖ Homosexual ✖ Civil ✖ Con Propiedad




FÍSICO
Es fácil notar cuán particular es Demetrius. Su mitad paterna japonesa le atribuye unos ojos rasgados que normalmente mantiene tan entrecerrados que parecieran cerrados. Sin embargo, créeme, no quieres verle a los ojos. Son tan negros como su cabello, de un color como la ceniza, profundo y macabro, pero si los ves por un tiempo, parecieran tornarse rojos. Sedientos de sangre, malvado, así luce cuando lo miras directamente. Al menos suele cubrir sus ojos con un par de lentes de marco grisáceo, para la miopía. Cabe destacar que son muy poderosos, sin los lentes se vuelve totalmente ciego. Y su cabello es un poco largo, algunos mechones rozan sus ojos, pero es ordenado, no hay mechón salido de su ruta, solo algunos que no se apelmazan del todo al nivel de su cráneo. Esto no es lo más perturbador de todo, sino su sonrisa. Esa sonrisa de gato, a veces puede llegar a dar pesadillas sin problema, combinado con sus ojos, da un aspecto macabro de quién no tiene principios.

Ah, y no podemos olvidar otros atributos físicos que lo hacen notable. Mide 1.84 metros, bastante alto en verdad, y hasta la fecha sigue creciendo. Su contextura es destacable, se nota cuanto ejercicio ha hecho. Abdominales, pectorales, dorsales, piernas, brazos, todo en él es fortalecido. No tiene ningún problema en las peleas, dado que este cuerpo es muy apto para darle una paliza al que la requiera. De hecho, un derechazo con energía de su parte es capaz de tirarte un diente. No te metas con este monstruo.

Y por último, su vestimenta. Dem es un sujeto que gusta de lucir formal. Le gustan las camisas, corbatas, pantalones de tela, etc. Esto ayuda a que lo consideren un buen sujeto a primera vista. Aún en la universidad, se presenta una que otra vez con un aspecto casual-formal, que llama la atención de muchas chicas. Si tan solo supieran de primera buena cuan poco afecto les tiene a las féminas, JA. Igualmente, en casa o con ocasiones casuales, tales como visitar a un amigo o ir de fiesta, usa ropas más casuales, pero ceñidas al cuerpo. No tanto para cortarle la circulación, pero sus camisetas informales suelen dejar expuesto todo su hombro y brazo, y sus jeans dibujan toda la línea de su pierna. Tiene gustos variados en colores, pero el principal es el gris.


PSICOLOGÍA
Por favor, no me hagan empezar. Dem es... temible, sin duda alguna. Principalmente, es alguien cínico y descarado. Créanme que no es buen sujeto. Se hace pasar por uno nada más. Detrás de esa sonrisita, hallarás a un desequilibrado, nada más ni nada menos. No se corta en las palabras, dice siempre lo que piensa. Usa metáforas constantemente, goza de insinuar cosas, sobre todo si son amenazas. Es alguien tan mentiroso, que incluso conseguiría una maestría en la ciencia de las mentiras. Llega a dar miedo de lo convincente que es.

Demetrius es la definición de sádico. ¿No me crees? Deberías ver lo que ha hecho. No tortura animales, va directamente con los humanos. Le encanta hacer sufrir a la gente de diferentes maneras. Algunas, puede aplastar los sueños de los demás con creces, dándoles un golpe en cara de la desgraciada realidad, de que todo está en tu contra. También, puede insultar de un modo, que hace que la gente se crea esos insultos. Les hace pensar que son tan miserables como él dice. Y otras, directamente les infringe heridas físicas. Ocupa sus atributos físicos para causarles cortes, moretones, heridas físicas varias, todo para verlos sufrir, y llorar.

Puedo asegurarles de que su madurez es plena. Podría encargarse de una familia incluso a esta edad. Sin embargo, lo que hará después con sus hijos, no es nada bueno. No teme realmente a nada. No sé si será que no tiene a qué temerle, o si es tan estúpido para no medir sus actos con certeza. Sin embargo, lo que puedo decir, es que es más probable lo primero. Es frío, calculador, meticuloso, puede planear sin vacilar.

Demetrius es un sujeto muy extraño. Y aterrador. Si algo lo caracteriza, es ser aterrador.


HISTORIA
He oído que algunos padrastros son mejores que los propios padres. Eso no aplica con Dem.

Nació en Escocia. Su padre era japonés, y su madre inglesa. Sus padres habían sido muy liberales en su juventud, y habían tenido relaciones prematrimoniales, así que, en la práctica, Demetrius fue la razón de su matrimonio. No eran malos padres, en lo más mínimo. Su padre trabajaba de oficinista en una empresa de bienes raíces, y su madre era una ama de casa. Era una buena infancia. Tenía acceso a bienes que necesitaba, podía jugar con otros niños de su edad, todo bien.

Sin embargo, ningún matrimonio forzado es totalmente estable.

Su padre discutía muy frecuentemente son su madre, gritaban, dejaban de hablarse unos días, pero volvían a reintegrarse. El problema fue cuando, un día, discutieron más seriamente de lo normal. Dem estaba en la cocina, escuchando cómo se gritaban. Su padre tenía que irse de viaje de negocios por un año, pero su madre estaba embarazada de un nuevo niño, la discusión era de por qué él no podía quedarse para cuidar de los cuatro, y por qué ella no entendía la gran oportunidad que esto podía ser. Su padre se fue furioso, sin despedirse de nadie, y tomó el avión hasta Francia, que era a donde tenía que ir. Su madre quedó devastada, llorando en su habitación, y Demetrius, solo tenía 6 años, no podía entender, y por lo tanto, no podía ayudar.

En esos tiempos, Dem iba a la primaria, y era considerablemente listo. Se le llamó prodigio en muchas ocasiones, y de hecho, adelantó un año en la escuela. Ahí conoció a un viejo amigo suyo, Gael Anderson, que también era un genio, y había adelantado dos. Ambos eran mirados un poco en menos por ser los “nerds”, así que jugaban juntos. Descubrieron que a ambos les gustaban las artimañas, y de hecho, a veces se colaban en los juegos de los demás, hacían trampa, y los dejaban secos. Les gustaba ese juego sucio. Eso era un escape temporal a la cruda realidad de su hogar

Su madre tenía varios problemas en casa. De por sí, estar embarazada no era fácil, y los ataques de hormonas cada vez le hacían peor. Un día, llegó un señor de mantenimiento de fontanería, llamado para solucionar el problema con el fregadero. Hizo su trabajo... y más que eso. Habló con la madre de Dem, y volvía de vez en cuando a ayudar en la casa. Se volvió un amigo íntimo de Debra, como se llamaba, y luego... algo más que un amigo. Incluso jugaba con Dem de vez en cuando. Era un hombre joven, atractivo, y muy amable. Incluso a Demetrius le causó una buena impresión, y él era muy escéptico. Tal vez con ese avistamiento comenzó su mayor atracción por los chicos que por las chicas.

No pasó mucho tiempo, para que su nuevo hermanito naciera, y su padre descubriera la infidelidad de su esposa. Terminó quedándose en Japón para el resto de los días, divorciándose de Debra, y dejando que ella se casara con Louis, su nuevo padrastro. Parecían haber buenos futuros augurios para el futuro.

Y no fue así. Esa pinta de buen hombre era la máscara más convincente jamás vista por el ser humano. Era alcohólico, era rudo, era un mal sujeto. Un mes después de la boda, demostró todo lo que era. Llegaba tarde a la casa, y golpeaba a su madre sin ningún corte, sin ningún principio. Era violento al punto de desagradable. Dejaba a Debra sangrando, llorando en su habitación, y en las noches era alguien feroz, sin sentimientos, que violaba a la madre de Dem por un deseo sadista sexual, que había reprimido muchos años. De haber esperado más, hubiera violado a otras chicas que ha conocido. Pero ahora Debra era su único objetivo.

Dem veía todo eso. Incluso a veces era golpeado. De eso empezó a desarrollar un odio a los humanos, y una mirada de lástima hacia las mujeres. Ya no veía a la gente como personas amables. Sus compañeros de clase lo molestaban e ignoraban. Su padre maltrataba sin mesuras a su madre. Todos eran simplemente asquerosos. Y Demetrius, empezó a querer lastimarlos. Pasó de víctima a victimario. Todos aquellos que lo habían molestado, recibieron una paliza increíble un día. Y su ingenio era tal, que Dem nunca fue acusado. No hubo testimonios, y los niños, aterrados, nunca dieron su nombre. Se desarrolló en el pelinegro, un carácter sadista y mentiroso, maestro en ambas cosas. Sus argumentos falsos se volvieron cada vez más creíbles. Y cada vez, hacía caer a más personas, de diferentes maneras.

Al mismo tiempo, se volvió alguien muy apegado a Gael, quien era su único amigo. Su víctima favorita, de hecho. A él no lo golpeaba... tanto. Prefería ir cada día, insultándolo implícitamente, haciéndolo pensar que era un miserable. Iba arruinando su vida escolar a propósito. Así fueron pasando varios años, que Dem destruía a los que él quería dañar, y Gael sufría cada vez más, porque nunca se alejó de él.

Un día, cuando Demetrius tenía 16 años, Louis se pasó. Dem había estado yendo al gimnasio, y tenía la fuerza de un hombre adulto, de hecho. Su padrastro, si quería enfrentarse a él, tenía que esperar salir al menos con un ojo morado. Pero no así con su hermanito, Sampson. Él apenas tenía unos 9 años, y vivía sumido en el miedo por su padre. Así que una noche, Louis llegó borracho, con ese típico ataque de violencia, y fue directo con Sampson. Él corrió, intentó huir, pero fue inútil. Louis tomó unas tijeras de la cocina, atrapó al pequeño... y le enterró una y otra vez las hojas de la tijera. Una y otra vez, caían esos asesinos golpes, y cada vez había más sangre. Iba a matarlo.

Dem presenció eso, y corrió a ayudarlo. Empujó a Louis contra la pared, y forcejeó un largo rato con él. De hecho, se hizo una herida tras la oreja, en una arremetida que por poco se la arranca. Demetrius logró arrancarle de la mano las tijeras a Louis. Y en un arranque de salvajismo, y de instintos animales, hizo lo mismo. Le enterró las tijeras. Arremetió para matar. De un solo golpe y porrazo, le dio en toda la tráquea, dejando que se ahogara en sangre. Demetrius empezó a jadear. Acababa de asesinar a su padrastro. Y... no se arrepentía, de hecho, se sentía de lo mejor. Vio a su lado a Sampson. Seguía vivo. Demetrius, empapado en sangre, en lugar de ayudarlo, se quedó allí, contemplando cómo lucía, muriéndose. Fue un placer que nunca había experimentado, el placer de ver en los ojos de los demás, la muerte asechando.

Debra, cuando notó ambos cadáveres, quiso llamar a la policía y reportarlo. Pero no podía culpar a Demetrius. Él la convenció de que había estado afuera de la casa, y había limpiado toda la sangre que lo cubría. Su sonrisa de gato dibujó una gran satisfacción, cuando convenció a su madre de que Louis había matado a su hermanito y luego se había suicidado. Incluso la policía no lo pudo poner de sospechoso, se sometió a rigurosos exámenes, pero ninguno le puso de sospechoso. Había cometido un crimen perfecto. Qué delicioso se sentía.

Desde entonces, sabía de su profundo sadismo. ¿Y saben a quién lo dirigió? Ya no a los demás, sino que ahora a Gael, su viejo amigo. Monopolizó a su “amigo”, y ya no volvió a tocar a nadie más. Solo hacía ridículas discusiones con Gael, para así terminar peleando a golpes (ganando por supuesto) y lo iba hundiendo cada vez más en una depresión. Terminó ganando todas, cuando lo llevó a un psiquiátrico que le diagnosticó una auténtica depresión. ¿Sería auténtica, o un pago hasta al doctor para que diera un diagnóstico falso? Nadie sabe~ Pero sí se sabe, que Dem convenció a su amigo de meterse a un psiquiátrico. Así, ya no habría nadie más que se acercara a él... nadie excepto él. Ahora, a sus 19 años, se dedica a estudiar en la universidad, y por las tardes se cuela en Asylum Madness, para “jugar” un poco con Gael.


OTROS DATOS
Físico: Imayoshi Shouichi – Kuroko no Basuke

~Aún guarda consigo las tijeras que usó para asesinar a su padre. Quiere enseñárselas a alguien algún día, y demostrarle cuan temible es realmente.
~Suele dormir con un pantalón abrigado, aún en verano, pero igualmente, aún en invierno, duerme sin camisa.
~El apellido que porta es de su madre, dado que ella ya no quiso nada relacionado con su difunto marido, ni siquiera que su hijo portara su apellido.
~Es experto colándose por cualquier parte, aún siendo una persona físicamente grande.
~Guarda entre sus cosas una pequeña reserva de medicinas que no necesita. Le sirven para drogar a la gente.
~También guarda unos cuantos elementos sadistas. Látigo, navaja, y algo que no tengo permitido mencionar por las buenas costumbres.
~Es posible que sea portador de una enfermedad mental, pero no la han reconocido, y por lo tanto, no lo han internado. Sigue estudiando en la universidad normalmente.

~O ríes o lloras~


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Demetrius Lawrence
Civil
Civil

Mensajes : 26

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: There will be Tears [Demetrius Lawrence]

Mensaje por Scott Foster el Sáb Mar 29, 2014 5:59 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
   En los registros, una vez puesto en la lista, se te asignara tu COLOR
   

   ◄[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
   ◄[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

   
Se cierra la Ficha
   Gracias por Unirte a AsylumMadness


「愛想良く笑ってくれないか?」


Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Usualmente visto con algún guardia tras de sí
avatar
Scott Foster
Interno
Interno

Mensajes : 154
Edad : 22

Ver perfil de usuario http://sexshuual.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.