私はクレイジーではないんだけど、私は特別なんだ。

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

私はクレイジーではないんだけど、私は特別なんだ。

Mensaje por Scott Foster el Dom Ene 26, 2014 5:23 am





   
{Scott Foster}




   
19 años


   
24-12-94


   
Trastorno explosivo intermitente


   
3er Grado


   
Asexual


   
Masculino




Mi Físico


Su blanco cabello se puede ver platinado o gris, dependiendo de la luz. Su piel es pálida en exceso y, curiosamente, no es muy sensible. Cuando hay poca luz su piel puede parecer un tono muy claro de gris; con la luz suficiente se puede apreciar que su piel no es blanca, sólo demasiado clara.
Su rostro es similar al de una muñeca de porcelana; con apariencia bastante hermosa y delicada además de contar con la dureza de una piedra, pero suave al tacto. Y si le miras demasiado puede resultar algo aterrador, pues esas marcas que trae bajo los ojos, y su sonrisa siempre sarcástica le dan una apariencia un tanto aterradora para personas de mente sensible.
Usualmente se viste con colores verdes, azules, grises, negros y blancos. Siempre trae puesta una sudadera o un suéter, pues se siente más cómodo así. Además cabe resaltar que siempre trae unos auriculares, o audífonos, puestos, aunque no siempre es por escuchar música, sino por apariencia. Mide 1.72mts y pesa aproximadamente 57kgs. Es bastante delgado, no por falta de alimentación sino que así es su complexión natural, y esto lo oculta con las sudaderas que suele traer puestas.

Mi Personalidad


La primera impresión que nos otorga la apariencia de Scott es que es un chico infantil y egocéntrico. Lo que no es del todo falso, pues cuando tiene confianza con alguien se comporta de manera infantil, más de lo que se pensaría en un principio.
Cuesta trabajo conseguir su confianza, pues tiende a observar todo cuanto esté a su alrededor de manera mecánica, como si fuese un androide o algo similar, y siempre encuentra algún defecto en los demás.
No le gusta mucho el sonreír, y cuando lo hace siempre es de manera sarcástica.
Cuando se enfada se muestra indiferente, aunque si se presta atención se puede notar cierto temblor en sus manos. La más mínima señal de enfado debe ser tratada antes que pase a mayores, de lo contrario ‘estallará’.
De ser provocado, aún si es accidental, entra en un estado de desorbitación psicológica donde todo lo que ve es blanco para liberar su estrés mediante métodos primitivos y agresivos. Éstos periodos suelen durar poco menos de una hora. Posteriormente prosigue con su vida como si no hubiera pasado nada fuera de lo normal.
Es bastante rencoroso y su temperamento es algo con lo que no quieren jugar.
Algo interesante de su personalidad es que puede llegar a ser bastante maduro e inteligente, o muy gruñón y amargado, todo depende de cuánto haya dormido, de las actividades que esté realizando y con quién esté.
Resulta difícil el tratar con él, pero una vez se han ganado su confianza es un amigo bastante fiel que se preocupa por aquellos a quienes tolera.
No muestra interés alguno por los romances. A decir verdad se puede decir que esos temas le aborrecen, por lo que pasa de ellos con suma facilidad. Sin embargo no es completamente ajeno a las relaciones físicas.
Siempre que se hace mención de temas afectivos busca la manera de evitarlos, pues es un tema que le causa cierto malestar.



Otros Datos

[►]Ciudad de Procedencia:
Toshima-ku (Tokio-to), Japón.
[►]Estado Civil:
Soltero.
[►]Gustos:
Escuchar música.
Tocar violín.
Sentir la desesperación ajena.
Té de hierbas.
El olor de la pólvora.
[►]Disgustos:
[►]Otras Enfermedades:
Piromanía.
Aparentes indicios de homicidiomanía.
Trastorno del sueño, específicamente Apnea del sueño e Insomnio.
Principios de personalidad esquizoide.
[►]Virtudes:
Resulta ser bastante inteligente.
Es bastante fiel a las personas que tolera.
[►]Defectos:
Es muy desconfiado.
Definitivamente sus cambios de humor son su más grande defecto.
[►]Otros:
Encuentra placer en el dolor y pena ajena.
Es fan de distintos compositores de música clásica.
Aprendió a tocar violín como método terapéutico.
Le disgustan las luces muy brillantes.
Le gustan los cigarrillos marca Mild Seven Lights.



 
Mi Historia

Todo empezó cuando un hombre de procedencia escocesa, llamado August Foster, se mudó a Toshima (Tokio) en Japón. Ahí conoció a una joven mujer llamada Hikari Kamiyama. Ambos describirían su primer encuentro como "Amor a primera vista". Si, para un hombre de 31 años y una mujer de 24 eran bastante ingenuos.
August y Hikari pronto empezaron a vivir juntos, lo cual no fue muy bien visto por la familia y amigos de ella. Al final de cuentas, no hacía más de seis meses que se conocieron. No debe extrañar que desprecien a August, después de todo los japoneses no son muy apreciativos a los extranjeros.
Tres meses después de empezar a vivir juntos, Hikari quedó embarazada. La noticia fue devastadora para toda su familia. No había nada más desastroso que un hijo fuera de matrimonio, peor aún bajo las circunstancias en que vivía la pareja en ese momento.
August prometió hacerse cargo de Hikari y el bebé, quien nueve meses después nacería bajo el nombre de Scott Tomomi Foster, aunque su segundo nombre era omitido la mayor parte del tiempo. Semanas después del nacimiento de Scott, sus padres finalmente llevaron a cabo la boda. Que eso no ayudaba mucho, pues Scott permanecería como un bastardo fuera de matrimonio.
Ese fue el inicio de todos sus problemas.
No es fácil para un niño el crecer bajo la mirada llena de desprecio de sus familiares, ni siquiera el más joven de sus primos le recibía con buena cara. Durante los primeros años de su vida fue tratado como un ser completamente ajeno a la familia, por lo que no era de sorprender que creciera retraído de la sociedad. ¿Cómo puede un niño crecer sin una familia? Claro, sus padres le querían y estaba consciente de ello, pero trabajaban la mayor parte del tiempo y cuando no estaban no le quedaba nadie.
Entonces entró a la primaria. Sus compañeros no hacían más que hablar pestes de sus padres, en especial de su madre. Realmente le resultaba bastante molesto, a tan corta edad Scott empezaba a tener episodios de depresión a causa de los comentarios y actitudes de sus compañeros. Sus padres se dieron cuenta y empezaron a llevarle con un psicólogo, tenían la esperanza de poder dar con alguna solución.
Hikari dejó su trabajo y se dedicó completamente a las labores del hogar, para así poder pasar más tiempo con el pequeño Scott; su padre, por otra parte, empezó a trabajar horas extra para poder conseguir la cuota del psicólogo.
Las cosas empezaban a mejorar. O al menos así parecía.
Las visitas al psicólogo fueron disminuyendo gradualmente, para su cuarto año en primaria ya solamente iba una vez al mes. Justo cuando sus padres empezaban a aliviarse ante la idea de que su hijo ya estaba mentalmente estable, las visitas al psicólogo tuvieron que incrementarse. ¿Por qué? En la que se suponía sería la última visita, algo extraño sucedió con Scott. Por un instante, cosa de minutos, su actitud cambió notablemente. El niño que hasta hace unas pocas semanas había estado contando chistes a su psicólogo y riendo con el, mostraba una sonrisa torcida y la mirada desorbitada. No parecía ser algo muy grave, pues sólo prestando demasiada atención uno se podía dar cuenta del cambio, pero era mejor mantenerle un poco vigilado por si se formaba algún tipo de distorsión en la mente de Scott. El psicólogo temía que empezase a sufrir de esquizofrenia o algo similar.
Las visitas se volvían cada vez más tediosas. En alguna sesión finalmente se supo que el cambio en Scott había empezado tras ver como un hombre mayor insultaba a su amada madre. La culpa había invadido su mente, eso y el rencor contra aquel hombre por haber insultado a su madre sin siquiera llegar a conocerla antes.
Poco a poco sus episodios de depresión cambiaron por episodios donde Scott mismo no estaba seguro de lo que hacía, se enojaba con facilidad más nunca pasó a mayores.
El niño tímido creció y su rostro amable cambio por uno que, según las chicas de su edad, daba miedo.
Los insultos a su persona, o a sus padres, ya no le hacían sentir mal, en lugar de eso le hacían creer que los demás no merecían su amabilidad, mucho menos que les dirija la palabra. Muchas veces sintió el impulso de atacar a alguien, de romper algo... Pero lograba contenerse, seguramente de hacerlo preocuparía a sus padres y eso era algo que realmente quería evitar.
Se distanció completamente de los demás. En su pequeño mundo solamente aceptaba a sus padres y a su psicólogo. Aunque aquel último no tardó en desaparecer de su vida debido a un accidente automovilístico. La noticia no afectó mucho a Scott, incluso se podría decir que no le importó. Pero parecía perder la cabeza cuando tuvo que ir con otro psicólogo, se volvía notablemente agresivo y tenía que ser calmado por la fuerza.
Se sugirió que sea llevado a un psiquiátrico, pero sus padres no querían creer que esa sea la única solución viable. Algo se tenía que hacer.
Sus episodios llenos de agresividad no eran muy constantes, una o dos veces a la semana, pero eran tan drásticos que llegaban a ser una preocupación para las personas que intentaban tratar con Scott.
Un día, al salir de clases, había ido junto con su madre a Ikebukuro, después de todo no estaba muy lejos de su casa. Estaba por entrar a la universidad así que buscaban algunas cosas que fuera a necesitar. Aprovecharon para pasar en una tienda de instrumentos musicales, para comprar un nuevo violín pues el que Scott tenía se había quemado en un incendio pequeño unos días atrás.
No había nada particularmente fuera de lo común, salvo que Scott parecía estar bastante relajado con eso de salir donde había mucha gente, más de la que estaba acostumbrado.
Mientras que Scott revisaba algunos violines, por el rabillo del ojo pudo divisar a su madre hablando con algunas personas, sentía que ya les había visto antes pero no lograba recordar nada en absoluto. Estaba tan pendiente del instrumento que, tras haber pagado por el violín eléctrico, tardó en notar que su madre había desaparecido.
Se dirigió a donde ella debería estar pero sus compras permanecían en ese mismo lugar. Buscó con la mirada y finalmente dio con las personas que hablaban con su madre riendo mientras que se alejaban de un cuerpo que permanecía doblado sobre sí mismo, con las manos en las rodillas y su torso moviéndose rápidamente en busca de aire.
Perdió el último gramo de cordura apenas logró darse cuenta que ese cuerpo débil a unos metros de él era el de su madre, luchando por respirar.
Lo siguiente pasó apenas en unos cuantos instantes.
Scott alcanzó a las personas y con ayuda de su violín, que por suerte no era de madera como uno cualquiera, les dejó tendidos en el suelo. Pero eso no era suficiente, en absoluto.
Nadie está completamente seguro del cómo, pero en los siguientes diez minutos los cuerpos de aquellas personas ardían en llamas mientras que Scott les miraba hacia abajo, dejando en claro que no eran más que él.
¿Que si se arrepintió? No. Sentía que era lo que se tenía que hacer, era lo más justo en su cabeza.
Cuando dio la vuelta se encontró con la mirada llena de terror de su madre, quien había presenciado todo. La mujer, con suma lentitud, se acercó y le limpió unas manchas de sangre de su blanco cabello.
No tardó mucho en que las autoridades intervinieran, llevando al chico. Había demasiados testigos, ¿cómo no notar un homicidio en plena luz del día en las calles de Ikebukuro? Más aún si hay fuego en la ecuación.
Scott fue llevado a la correccional por un par de meses hasta que se decidió que no era mentalmente estable y se pidió su ingreso a un hospital psiquiátrico. Su padre intervino lo más que pudo y logró hacer que le manden a un psiquiátrico en su natal Escocia, Hikari no estaba muy convencida con el lugar pero August aseguró con su vida que sería mejor mandarlo ahí.
Semanas más tarde de su cumpleaños 19, Scott fue llevado bajo custodia policial a Escocia. No sabían si volvería de ahí, y de hacerlo no podían asegurar que vuelva con vida... Y eso, de forma inesperada, hacía emocionar al chico.


 
 
Más Datos

Fisheye Placebo // Frey
O ries, o lloras.



   
• CREADO POR Ukko'chii~ •


Última edición por Scott Foster el Mar Ene 28, 2014 6:37 am, editado 3 veces


「愛想良く笑ってくれないか?」


Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Usualmente visto con algún guardia tras de sí
avatar
Scott Foster
Interno
Interno

Mensajes : 154
Edad : 22

Ver perfil de usuario http://sexshuual.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: 私はクレイジーではないんだけど、私は特別なんだ。

Mensaje por Rinne Knofford el Mar Ene 28, 2014 8:43 am

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
En los registros una vez puesto en la lista, se te asignara tu COLOR

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Se cierra la Ficha
Gracias por Unirte a AsylumMadness


And that’s why all of your ‘tragedies’
The story of the eyes saying as much as the mouth.-------Gracias a mi amiga secreta de oursourcecode<3


ADMIN AUSENTE POR EL MOMENTO
avatar
Rinne Knofford
Interno
Interno

Mensajes : 65

Ver perfil de usuario http://graphicflanny.foroperu.org/forum

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.